Retos de la nueva normalidad y la transformación del marketing para empresas exportadoras de GTO

           Ante la transformación acelerada que tuvo el mercado a lo largo del 2020, hoy más que nunca las empresas exportadoras deben anticiparse a los cambios para ser capaces de manejar escenarios que vayan mucho más allá de los objetivos a corto plazo ante la demanda de los consumidores internacionales.

            Jacobo Sánchez Careaga, Coordinador de Branding de COFOCE, destacó que derivado de la nueva normalidad, es muy importante que las industrias tengan una visión más periférica y centrada 100% en los consumidores.

            “Ahora las marcas tienen que pensar más que nunca como personas, ahora todo el centro de la atención tiene que estar enfocado en el consumidor, porque este consumidor está constantemente bombardeado de un montón de contenidos, de marcas, redes sociales te invade de un montón de marcas, de un montón de conceptos, de un montón de historias. Ahora, toda la atención y toda la fuerza está centrada en el consumidor, o sea ahora el consumidor tiene el potencial de decidir sobre de una marca o sobre otra”.


A decir del especialista, esto da una perspectiva totalmente distinta para las empresas; ahora ellas deberán generar contenidos y productos enfocados en las necesidades que tienen los consumidores.

            Obligado migrar al mundo digital

            Dejo claro que la pandemia orilló a las empresas a dar mejores experiencias de usuario en materia de higiene, seguridad e incluso buenas prácticas de manufactura para continuar con sus ventas.

            “Si antes ya lo hacían, ahora lo tienen que gritar a los cuatro vientos, porque antes era un must” con el que debían de cumplir las empresas, ahora tienen que utilizarlo como un insumo o como un criterio para poder transmitir una ventaja competitiva. Tienen que hacerlo patente en sus productos, establecer un compromiso social que esté enfocado en el usuario, también da a las marcas ese potencial de hacer marcas más empáticas, que tengan una correlación directa y más humanizadas, desligadas de valores corporativos que a menudo se han puesto antes que estas cosas”.

            Por ello, hoy más que nunca los valores humanos jugarán un papel primordial en el compromiso social de la empresa.  

             Marketing de contenidos

            Hoy el contenido de valor será la clave para posicionar a una marca y a sus productos.

            Jacobo Sánchez dio a conocer que en el año 2000, el span de atención de una persona promedio era de 8 segundos; hoy con tanto bombardeo de elementos en redes sociales y contenidos por internet, la atención del consumidor promedio es de 5 a 6 segundos, span de atención similar al de un pez dorado.

            “Ahora este tiempo tan cortito que tiene el consumidor para escucharte, pues no solamente se va a basar en si tienes una característica de marca, una visión o un eslogan, etc. Ahora se tiene que basar en esas cuestiones sensibles que la marca le va a transmitir a las personas, entonces por eso, ahora la creación de contenidos tiene que ser mucho más empática y tiene que mover emociones. Justo el tema de que los grandes mercados internacionales como el mercado japonés, como el mercado de China, ya no solamente te prefieren si tienes un producto estéticamente atractivo, ahora todo el contenido y la historia que tú le construyes alrededor de este producto, es que puedes tener una preferencia de marca mucho más importante que la de tus competidores”.

            ¿Cómo lograr un muy buen contenido?

            Si bien no existe una fórmula única para generar un muy buen contenido, se deben tomar en cuenta una serie de puntos básicos para lograrlo.

            “El paso número uno será la definición de metas y hay que definir muy claramente cuáles son estas metas como marca, qué es lo que quiero yo obtener con la implementación de una estrategia u otra, estos famosos KPIs o indicadores claves para el desempeño. El paso número dos sería poder conocer a nuestra audiencia, en la manera en la que tengamos bien identificada nuestra audiencia, es que se cobra relevancia los aspectos demográficos, psicográficos, de comportamiento, y mientras mejor identificado el nicho, mejor”, puntualizó el especialista de COFOCE.

            El paso número tres se centra en idear contenidos y tener una correcta planeación para la distribución de los mismos.

            “El siguiente paso sería la creación de contenidos, justamente lo que mencionábamos hace un momento, la creación de contenidos no inicia ni termina, eso es un tema permanente y justamente se trata de un compromiso y una responsabilidad de tiempo completo, entonces el contenido puede ser creado en la empresa o puede ser subcontratado y esto se tiene que consensuar directamente desde el involucramiento de la cabeza de la empresa a toda la organización. Entonces este tono de comunicación con la que las marcas transmiten sus ventajas y sus productos, se basa justamente en este pleno autoconocimiento de la empresa y de la marca”.

            El paso cinco está en la distribución del contenido, es aquí donde las empresas deben encontrar maneras creativas de hacerlo llegar y evitar que el material se pierda entre tanto contenido.

            En los siguientes escalones se encuentran la amplificación de los contenidos y entender que las audiencias no son iguales, evaluar si la estrategia cumplió con la meta de ventas y de la marca y finaliza con la mejora de esa estrategia.

            Estrategias omnicanal del marketing

            La omnicanalidad es la integración de todos los canales posibles de atención al cliente tanto online como offline; a medida que las empresas logren optimizar por medio de los pasos anteriores una estrategia, se podrá determinar si una estrategia es efectiva o no.

            “La única intención de poder tener una estrategia omnicanal, es mejorar el servicio, ya sea digital o personal, que la atención a los clientes siempre pueda ser estar a la mano, que podamos tener una respuesta pronta al servicio, a las diferentes problemáticas que pueda tener un consumidor a lo largo de toda su comercialización, y pues justamente la omnicanalidad se basa y se centra en mejorar el servicio al cliente”.

            Un ejemplo de ello son aquellas empresas que derivado de la pandemia se vieron obligados a cerrar los establecimientos, sin embargo, idearon nuevas estrategias para seguir comercializando. 

            “Las empresas tienen que tener esa capacidad de poder tomar decisiones rápido, entonces esos elementos que me dan a mí el poder integrar de manera digital si en la aplicación móvil cuál está abierto, me mandan una carta de servicios, tal vez están en Uber Eats, puedes tener el teléfono como un medio de atención, o puntos de entrega que puedes tú tener para poder movilizarte en tu coche y que puedas acceder al producto sin ningún problema, ¿no?”.

            Un gran aliado: COFOCE

            A través de COFOCE se trabaja con las empresas en un plan de exportación integral para que presenten un producto de calidad al mundo.

            “El cliente debe tener esta capacidad de decidir sobre qué producto puede, quiere comprar y quiere obtener. Nosotros marcamos estos lineamientos, ya sea de manera inhouse con asesorías, o con servicios puntuales para el desarrollo de marcas, para la creación de conceptos, para el desarrollo y establecimiento de un buen storytelling, que el producto vaya con las características que el mercado pueda comprender de una manera mucho más fácil”, destacó el Coordinador de Branding del organismo.

            Reconoció que hoy el enfoque está más orientado a la digitalización y al eCommerce, por ello, se han brindado nuevos servicios a los empresarios.

            “Estamos enfocándonos al branding digital, qué características deben tener estas marcas para poderse insertar de una manera más adecuada en los mercados digitales internacionales, es todo un reto. El Smart-Packaging que nos habla mucho de qué características debe tener nuestro empaque, nuestra experiencia de compra, qué elementos nosotros podemos hacer para favorecer una buena experiencia de compra como el unboxing, que nos puede ayudar mucho para poder viralizar nuestros contenidos de compra, qué pueden utilizar los influencers como materiales de difusión que nos puedan ayudar a llegar a las audiencias que siguen a justamente los influencers; cómo se presentan los productos en línea, tanto en eCommerce como en los diferentes marketplaces; los catálogos digitales multisectoriales que por medio de la agrupación de empresas nos pueden ayudar a llevar a estos catálogos de conceptos a mucho más personas. Los promo guidelines, cómo se presenta la empresa en cuanto a su storytelling, un buyer persona bien establecido, que se puedan definir justamente estas líneas de trabajo con las que trabajará el branding”, finalizó.

            La Coordinación de Branding de COFOCE se planteó para este año una meta de atención de 150 empresas; cada una puede tener hasta 7 u 8 necesidades particulares. El 2020 cerró con 300 servicios brindados.

2 Responses to Retos de la nueva normalidad y la transformación del marketing para empresas exportadoras de GTO

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo